#Periodismo local e hiperlocal: buscando un nicho en el barrio

Ana C. Fuentes

Giros¿De qué hablarán los gerentes si los periodistas debatimos sobre modelos de negocio? La pregunta, que lancé vía Twitter durante una de las jornadas del curso de Medios Regionales organizado por @pacotorres para la Olavide en Carmona, más allá de un dardo contra ese estamento de los medios (con perdón de los realmente preocupados por el futuro del periodismo), alude a la necesidad del ejército de periodistas en paro (más los que se están formando) por encontrar una salida profesional que cada vez está más lejos de las cabeceras tradicionales. Lo hiperlocal, el barrio, se convierte en una opción interesante para explorar.

Con seguridad los grandes medios, que se debaten desde hace años entre el cobrar o no cobrar por los contenidos, seguirán buscando el modo de rentabilizar los usuarios únicos, las páginas vistas y demás ítems de audiencia, pero ello no es garantía de nuevos puestos de trabajo. Al menos, no en la cantidad necesaria.

Por fortuna, las herramientas de la web 2.0 han dado a los periodistas la posibilidad de convertirse en un medio en sí mismos e infinitas opciones de trabajo colaborativo. Hay proyectos como el de Cuarto Poder, que confirman que ya no es imprescindible tener una sede física para sacar adelante un medio y que con estructuras reducidas se puede generar también información/producto de calidad.

Hacia un nuevo ecosistema de la información

Los analistas coinciden en que evolucionamos hacia un nuevo ecosistema de la información. En Estados Unidos abundan experiencias como Voice of San Diego o MinnPost, que, en casi todos los casos, tienen detrás el apoyo financiero de potentes fundaciones y se sustentan, fundamentalmente, de donaciones. En España todavía está por comprobar la viabilidad del modelo ‘non profit’, con las esperanzas depositadas en proyectos como Periodismo Humano, pero sin dudas hay más opciones.

Revolución de lo pequeño

Isabel Aguilera, consultora empresarial y ex directiva de empresas como Google o NH, aseguraba recientemente en unas jornadas para emprendedores que las últimas revoluciones han llegado desde lo pequeño: el átomo, el gen, el bit. Una teoría que ella emplea para avalar la hipótesis de que serán las pymes las protagonistas de la ‘revolución económica’. Dando por válida esta máxima y trasladándola a los medios, es factible pensar en el barrio como unidad mínima y como nicho de mercado.

Durante el curso de medios regionales de la Olavide se habló también de medios hiperlocales. Periodistas Hoy, una red que ya tiene 80 cabeceras en toda España y que auspicia Facilísimo, explicó su proyecto y puso otros ejemplos, como The Local, lanzado por The New York Times. Los de Facilísimo reconocen que aún no hay rentabilidad, pero confían en el Long Tail en un futuro no muy lejano. Mientras tanto, se valen de becarios que, si bien no son remunerados, reciben a cambio un máster práctico en gestión de medios y redes sociales.

Con vocación hiperlocal

Igual de atractivas resultan experiencias como el proyecto Somos, con un modelo de publicidad-patrocinio cuando menos interesante, o MiciudadReal, constituido como cooperativa de periodistas y ya con una decena de socios-trabajadores. Hay incluso aventureros en solitario que prueban fortuna.

Siempre convendrá, para inspirarse, escuchar a sabios como @jlori

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=k2F2brsoN64]

Y tener en cuenta algunos –o todos– de estos 10 consejos de la Sociedad de las Indias Electrónicas.

NOTA: Este post fue publicado originalmente en 1001medios

Recommended Posts
Comentarios
pingbacks / trackbacks
  • […] El enfoque hiperlocal puede ser la clave para que la prensa de proximidad no acabe maltrecha en esta fase de transición en el periodismo. La profundización en los contenidos, la concreción en el enfoque geográfico y la combinación de los formatos papel y web (mucho más atrasada que en los medios nacionales) son algunos de los pasos que pueden llevar al reencuentro con los lectores en el futuro. […]

Coméntanos